Asociación Dominicana de Rehabilitación

                                               "Rehabilitación SOMOS TODOS" 

Publicado por el Periódico Hoy - 26 de diciembre de 2016

La Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR) es la principal institución en el país receptora de las víctimas que por diferentes razones y circunstancias quedan con secuelas físicas e intelectuales.

Desde el año 1963 doña Mary Pérez Marranzini ha sido el ángel enviado por Dios para que haga milagros sociales y emocionales a miles de personas que sufren algún tipo de discapacidad, y que son atendidas en los 30 centros de rehabilitación habilitados en el país.
A propósito de esta época del año, en la que las estadísticas se elevan enormemente por los accidentes de tránsito que provocan muertes o lesiones físicas e intelectuales permanentes, la entidad se esfuerza por atender a los sobrevivientes a través de las terapias.

En esos momentos es que intervienen los cientos de terapeutas físicos, psiquiátricos, psicológicos, y trabajadores sociales de la Asociación Dominicana de Rehabilitación para ayudar a los pacientes problematizados por esa situación.

“Como institución, queremos hacer un llamado a la población dominicana para que cada ciudadano asuma el principio de precaución; a fin de que evitemos un aumento en accidentes de tránsito por el tiempo de las festividades navideñas. Con conciencia y entereza, podemos lograrlo. Llevemos el mensaje coherente y preciso de la importancia de la educación vial en nuestro país”, manifiesta Mary Pérez Marranzini en un mensaje a los dominicanos.

“El 12% de los pacientes atendidos, en condiciones de nuevo ingreso, en nuestros 29 centros, a nivel nacional, son usuarios con secuelas de accidentes de tránsito, de los cuales el 60% se encuentran entre las edades de 20 a 49 años”.
Estadísticas sobre accidentes de tránsitos. El 12% de las personas de nuevo ingreso atendidas en la ADR la condición que presentan tiene su origen en un accidente de tránsito, para un estimado de 2,000 a 5,000 personas por año, de acuerdo con la entidad.

Delregistro de 2,189 pacientes con amputaciones atendidos en la ADR en una trayectoria de 15 años, el 30.61%, refleja que la causa de amputación es un accidente de tránsito (670) y de estos el 49% (328) corresponde a un accidente de motor.

A nivel general, las motocicletas protagonizan el 60% de los accidentes de tránsito.
Estadística de discapacidad. El 7% de la población dominicana tiene algún tipo de discapacidad: 48.3% mujeres y 51.7% hombres

“Desde la ADR esperamos continuar fortaleciendo alianzas dirigidas a la multiplicación de esfuerzos para promover estilos de vida saludables, reforzando las conductas de manejo prudente y responsable, que contribuyan a prevenir accidentes de tránsito y por ende a la reducción de la cantidad de personas que resultan con lesiones permanentes o transitorias y que por ello, necesariamente, se ven compelidas a demandar servicios de rehabilitación”, declaró Arturo Pérez Gaviño, director ejecutivo nacional de la institución.

Dijo que la recuperación de las personas víctimas de accidentes de tránsito resulta muy costoso. Los servicios integrales que ofrecen los centros de rehabilitación resultan siempre muy por debajo de la realidad.

Costos de la rehabilitación. Los costos varían según el caso de la persona accidentada, a su vez, se evalúa desde su condición económica vía el Departamento de Trabajo Social, que ejecuta una gestión de levantamiento de información para el beneficio del paciente; o el tipo de intervención quirúrgica o tratamientos de rehabilitación diagnosticados. “Es decir que por el tipo de población (de escasos recursos) que nos frecuentan buscamos hacerle el trayecto de recuperación y rehabilitación lo más factible posible”.

De acuerdo con Gaviño, se ofrecen más de 500 servicios, por lo que facilitan un listado del costo por servicios básicos, de forma unitaria. Es decir, muchas veces un paciente requiere mucho más de un servicio. Hay que tener en cuenta que muchos servicios de estos, a nivel privado, rondan desde los 3,000 pesos en adelante. Sin embargo, en los centros de la ADR los precios son los siguientes: terapia física básica privada o sin seguro 400; con seguro 120; terapia física completa privada o sin seguro 600, con seguro 160; consulta médica privada o sin seguro 300, con seguro 80; evaluación psicológica privada o sin seguro 500; sin cobertura terapia del habla 400, terapia del aprendizaje 500, terapia de alimentación 300. Hay variantes, según el caso clínico y la cobertura de la ARS que tenga el paciente. A diario se atienden más de 1,000 pacientes.

La ADR, es pionera. En procesos de rehabilitación integral en República Dominicana ya que ofrece a nivel institucional y en el plano comunitario los servicios y atenciones necesarias para la rehabilitación funcional, educación especial, entrenamiento laboral y gestión de empleos, como medios indispensables para lograr la inclusión social de las personas con discapacidad en igualdad de oportunidades y a las personas de todas las edades. La ADR ha priorizado el trabajo directo con empresas y talleres.

Otros aportes de la ADR. Esa institución también forma y especializa su personal en el ámbito local e internacionalmente; orienta y entrena a familiares y entidades comunitarias; informa a la opinión pública, promueve el manejo adecuado del concepto discapacidad.

Además, sensibiliza al sector empresarial para aportaciones y empleo, promueve procesos para la eliminación de barreras urbanísticas, estimula el liderazgo de los grupos de personas con discapacidad, mantiene una filosofía de subvencionar los servicios, y ejecuta un programa permanente de captación de recursos.

Programas y servicios. La ADR ofrece servicios a través de tres programas básicos en todo el país: medicina de rehabilitación: ofrece servicios dirigidos a lograr la máxima rehabilitación funcional de las personas con limitaciones en el sistema neuro-músculo-esquelético, comprende: servicios médicos en diversas especialidades, enfermería, trabajo social, psicología, terapia física, ocupacional, talleres ortopédicos y los servicios de diagnóstico: electroencefalografía, electromiografía, rayos x. Así como la evaluación y realización de cirugías ortopédicas y reconstructivas.
También, educación especial: dirigido a niños y jóvenes con discapacidad intelectual, dificultad de aprendizaje, entre otras condiciones.

Comprende la intervención temprana con enfoque pedagógico y terapéutico, la escolarización a nivel inicial, básico y pre-vocacional. Así como la atención a través de las áreas de evaluación y diagnóstico, programa escolar, servicios ambulatorios, educación en el hogar, estimulación temprana, terapia del lenguaje y audiometría, terapia del aprendizaje y servicios odontológicos para la población atendida.

Finalmente la formación laboral: dirigido a la población con limitaciones físicas y/o discapacidad intelectual, mayor de 16 años, ofrece servicios de orientación profesional, formación, adaptación y colocación laboral.

La ADR desarrolla campañas permanentes en favor del mejoramiento de imagen e integración de las personas con discapacidad, procurándose la accesibilidad y la eliminación de las barreras físicas y conceptuales que limitan su participación.

Cobertura de Atención. Los datos acumulados de la trayectoria de la ADR (octubre 1963 a agosto 2016), reflejan que en 53 años se registrala atención de 1,001,197 personas con limitaciones, de todas las edades, en condiciones de nuevo ingreso y 13,256,022 de servicios y tratamientos facilitados.

Se desarrollan las coordinaciones para la ejecución de servicios en otras provincias, todo esto debido al enfoque de la ADR de alcanzar la adecuación y las mejoras de las instalaciones en todo el país, a fin de ofrecer las atenciones en un ambiente adecuado a la naturaleza del proceso rehabilitador y según las demandas de la población atendida.

Para el 2017-2018 iniciarán servicios en las filiales de Las Matas de Farfán, Luperón, Neiba, Rancho Arriba, Los Alcarrizos y Haina.

Link: http://hoy.com.do/centros-de-rehabilitacion-logran-milagros-fisicos-y-emocionales/